Desde el lunes 4 de febrero, los particulares, profesionales, autónomos y pequeños y medianos empresarios pueden solicitar las nuevas ayudas oficiales para la compra o renovación de sus vehículos.

En esta ocasión, el Programa de Incentivo de Vehículos Eficientes (PIVE-2) cuenta con dos importantes novedades con respecto al programa matriz: la ampliación de la prestación a 3.000 euros para las familias numerosas que adquieran un coche de más de cinco plazas y la rebaja de la antigüedad exigida al automóvil que se retira de la circulación, que pasa de 12 a 10 años (de diez a siete, en el caso de los vehículos comerciales).

En el siguiente artículo de Eroski Consumer indican las claves del nuevo plan de subvenciones y se señalan aspectos como su duración, beneficiarios y requisitos.

1. Duración y objetivo del nuevo plan PIVE

El Plan PIVE-2 de ayudas para la compra de automóviles comienza su aplicación desde el 4 de febrero de este año, con una vigencia de 12 meses o hasta agotarse el presupuesto destinado para este objetivo.

La principal novedad con respecto al primer programa es la ampliación de las subvenciones a 3.000 euros(desde los 2.000 anteriores), 1.500 aportados por el Ministerio de Industria y otros 1.500 por las marcas.

Esta segunda fase del Plan PIVE permitirá la sustitución de entre 145.000 y 150.000 turismos y vehículos comerciales ligeros por otros automóviles más eficientes y con menores consumos de carburante.

Además, en términos económicos, esta iniciativa «aportará más de 600 millones de euros a las arcas públicas, se conservarán más de 10.000 puestos de trabajo y supondrá más de 2.000 millones de euros de valor añadido para nuestra economía», aseguran desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

2. ¿A qué vehículos afecta?

Los vehículos incluidos en el programa PIVE-2 son turismos clasificados como A o B en la categoría energética del IDAE con un precio de 25.000 euros, así como eléctricos, híbridos, híbridos enchufables o propulsados por GLP y Gas Natural, sea cual sea su coste, y en el que se incluye también a vehículos comerciales ligeros.

Otra novedad que presenta este modelo de ayudas para la compra de automóviles es que se baja la antigüedad exigida al coche que se retira de la circulación, que pasa de 12 a 10 años, y algo más en los vehículos comerciales, que disminuye de diez a siete años.

3. Cuantía de la ayuda

La cuantía del descuento que percibirán los beneficiarios será de 2.000 euros, salvo las familias numerosas, en cuyo caso asciende a 3.000 euros al comprar un vehículo de más de cinco plazas, con un precio antes de IVA no superior a 30.000 euros.

Esta ayuda cuenta con la ventaja de ser compatible con otras subvenciones vigentes,siempre y cuando dependan de fondos propios de las comunidades autónomas o de fondos europeos.

4. Requisitos para acceder al Plan PIVE-2

Pueden beneficiarse de las subvenciones del Plan PIVE-2 los titulares de un vehículo de más de diez años en el caso de turismos, o más de siete años, en el caso de comerciales ligeros. Puede acogerse un amplio espectro de sectores sociales, como particulares, profesionales, autónomos y pequeños y medianos empresarios.

La ayuda para la compra del vehículo se obtiene directamente en el punto de adquisición del nuevo automóvil. Los concesionarios deberán estar adheridos al Programa de Incentivo de Vehículos Eficientes (PIVE).

Es necesario dar de baja definitiva en Tráfico, mediante certificado de achatarramiento o/y destrucción, cualquier turismo o vehículo comercial ligero propiedad del beneficiario, con una antigüedad mínima de entre diez y siete años, desde su primera matriculación.

No obstante, al requerirse que la baja definitiva se formalice en la Dirección General de Tráfico, será imprescindible que el coche esté matriculado en España.

El beneficiario de estas ayudas deberá encontrarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, pues de no ser así no podrá acceder a las mismas. Este hecho será acreditado mediante la declaración responsable que suscribirá junto con la solicitud de la ayuda.

¿Cómo se aplica en la Declaración de la Renta?

Los beneficiarios del plan de ayudas a la compra de vehículos nuevos y eficientes deberán tributarlo en el IRPF. Esto es así porque forma parte de la base imponible general de la Renta, pues se trata de un ingreso no derivado de una transmisión patrimonial, por lo que está sujeto a una carga impositiva que se denomina «tipo marginal».

Como consecuencia de ello, los contribuyentes que se adhieran al Plan PIVE-2 este año tendrán que declararlo en 2013, pero siempre en función de su nivel de ingresos por los rendimientos del trabajo obtenidos en el año anterior.

Va en unos tramos progresivos en función de su rendimiento por trabajo, desde una retención del 24,75% para las bases imponibles de 0 a 17.707 euros, hasta la máxima que se establece en 52 euros para cantidades a partir de 300.000 euros.

Categorías: Blog

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

87 − 79 =

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Sobre las cookies

target="_blank">plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies