Los niños que pesen menos de 18 kilos tendrán que viajar en coche obligatoriamente en ‘sillitas’ colocadas en sentido contrario a la marcha, siempre y cuando el dispositivo lo permita y el niño tenga menos de 4 años, según una propuesta incluida en el borrador de reforma del Reglamento General de Circulación que ha elaborado la Dirección General de Tráfico (DGT). Asimismo, la DGT también ha abogado por prohibir que aquellos niños que midan menos de 135 centímetros ocupen el asiento delantero, incluso con un dispositivo adecuado.

La reforma del Reglamento General de Circulación, que incluye entre otros aspectos la modificación de determinados límites de velocidad, está siendo actualmente revisada por el Gobierno después de que la DGT haya terminado los trabajos de elaboración del borrador, por lo que en última instancia será el Ejecutivo el que decida si finalmente incluye en el reglamento las propuestas de la DGT sobre sistemas de retención infantil.

Actualmente, el Reglamento General de Circulación establece que los menores de 12 años sólo pueden viajar en los asientos delanteros de un vehículo si van colocados en «dispositivos homologados al efecto» o, en el caso de que su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, lleven el cinturón de seguridad.

En el caso de los asientos traseros, la normativa actual dice que las personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retenciónhomologado adaptado a su talla y a su peso, y que los que tengan una altura igual o superior, podrán utilizar indistintamente este dispositivo o el cinturón de seguridad para adultos.

No obstante, en la normativa vigente no se recoge por ley la orientación en la que se tienen que colocar las ‘sillitas’ infantiles y la única referencia a la orientación es la prohibición de usar un dispositivo de retención orientado hacia atrás instalado en un asiento del pasajero protegido con un airbag frontal, a menos que haya sido desactivado.

Sin embargo, según un reciente estudio de RACE y Cibex en colaboración con la DGT , colocar a los niños en una ‘sillita’ en sentido contrario a la marcha cuando se viaja en coche puede reducir hasta en un 75% el riesgo de que los menores sufran lesiones en caso de accidente de tráfico.

Por ello, Tráfico va a proponer un cambio en el Reglamento General de Circulación para que los menores que viajen en ‘sillitas’ de los grupos 0, 0+ y I (aproximadamente hasta los 18 kilos), lo hagan en sentido contrario a la marcha con la condición de que el dispositivo lo permita y que el niño tenga menos de 4 años, según ha adelantado la revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’ que edita la propia DGT.


0 commentarios

Carmen · 27 febrero, 2013 a las 12:28 am

Qué educativos, me gustan. Se los he puesto hoy a mis hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

68 − 61 =

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Sobre las cookies

target="_blank">plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies