Comienza el verano y la idea de salir de viaje y huir de la rutina está en la mente de todos. Si vas a coger el coche para salir de vacaciones, es posible que pases por alguno de los 597 puntos negros que se encuentran en las carreteras españolas.

trafico-01

Para que un tramo de carretera se considere punto negro debe haber sucedido al menos tres o más accidentes con víctimas en una calzada que pertenezca a la red de carreteras, en un año y con una separación entre los accidentes de 100 metros.

Según los datos elaborados por el Club de Automovilistas europeos y el Ministerio de Fomento, el 47% de los accidentes se producen por el mal estado de las vías. La AEA ha elaborado una lista con las diez carreteras más peligrosas de España y el resultado son 150 tramos de 60 carreteras secundarias, autovías y autopistas de 38 provincias españolas potencialmente peligrosos para los conductores.

Las carreteras secundarias más peligrosas teniendo en cuenta su índice de peligrosidad media son:

Km. 415 de la N-630 en Salamanca – IPM: 1.333,2 %

Km. 59 de la N-234 en Castellón – IPM: 1.284,2 %

Km. 60 de la N-234 en Castellón – IPM: 990,2 %

Km. 594 de la N-430 en Albacete – IPM: 978,4 %

Km. 173 de la N-323 en Granada – IPM: 679,5 % (Señalizado)

En cuanto a las autopistas, las más peligrosas son:

Km. 71 de la AP-66 en Asturias – IPM: 85,4 % (Hay radar)

Km. 527 de la AP-7 en Valencia – IPM: 69,4 % (Hay radar)

Km. 479 de la AP-7 en Valencia – IPM: 66,1 % (Hay radar)

Km. 11 de la AP-41 en Toledo – IPM: 59,2 %

Km. 36 de la AP-68 en País Vasco – IPM: 50 %

20121025120957_XOPDTL

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Sobre las cookies

target="_blank">plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies